¿Por qué me iría y por qué me quedaría en Alemania?
Aquí te cuento 4 razones por las cuales me quedaría y 4 razones por las que me iría de Alemania.

Después de ya 4 años viviendo en Berlín (Alemania) he notado ciertas que cosas que me gusta mucho de vivir aquí, pero otras cosas que no me gustan tanto. Y pensando en que si eventualmente decido pensar en irme de Alemania, al momento de hacer una lista y poner temas sobre la balanza, estos son los 8 puntos que más peso tendrían, tanto para quedarme como para irme.

POR QUÉ ME QUEDARÍA EN ALEMANIA

Arranquemos por lo bueno y de lo menos importante a lo mas importante.

  1. HAY NATURALEZA POR TODOS LADOS
    • Algo que me llamó muchísimo la atención al llegar a Alemania por primera vez de vacaciones, allá por el 2014, es la cantidad de naturaleza que había. No llegué a una ciudad grande, sino más bien a un pueblo mediano. Y en ese momento pensé “Bueno, tiene lógica que al ser pequeño, cerca de la Selva Negra, haya más naturaleza”. Pero al llegar a Berlín me di con un panorama incluso más sorprendente, porque Berlín es una ciudad inmensa, con mucho concreto, pero a mi sorpresa había verde que crecía salvajemente por cada minúscula grieta en el cemento. También es una ciudad con parques enormes, llenos de arboles, donde al entrar tenes la sensación de que no estás entrando a un parque, sino a un bosque. Y tener esa posibilidad de salir del trabajo, o luego de un día de estár en casa, y poder caminar o andar en bici por un bosque y no escuchar ruido de autos, ver ardillas, conejos y hasta zorros! es algo que valoro muchisimo de vivir aquí.
      Y esto no es solo en Berlín, es una constante en toda Alemania. El verde, el contacto con la naturaleza es algo que aquí se valora mucho y que desde el día uno aquí, yo también aprendí a valorar.
  2. EL ESTADO ESTÁ PRESENTE
    • Uno al ser parte de la sociedad, y a raíz de pagar sus impuestos (que por cierto son muy altos en Alemania) puede acceder a ciertas ayudas sociales. No digo que sea para abusarse del estado, pero pensando en una situación, por ej., en la que te quedas de la noche a la mañana sin trabajo, podés acceder a dinero del gobierno y ayudas para conseguir un empleo.
      Lo mismo pasa con el seguro médico. Aquí uno está obligado a tener un seguro de salud, el cual es público o privado, pero que de todas formas uno tiene que pagar, y si no podés acceder a uno por tu situación, existen ayudas del gobierno para poder acceder a un seguro médico.
      Si necesitas integrarte en la sociedad y aprender el idioma para conseguir un trabajo, el gobierno puede ayudarte con cursos de integración y de idioma.
      Si tenés hijos, ellos reciben una mensualidad de €219.- desde que nacen hasta los 18, y se puede extender hasta los 25 años si es que continúan con sus estudios.
      Con esto no estoy diciendo que salgamos todos a buscar planes del gobierno, porque, primero, si uno puede trabajar y no tiene problemas, no tendría por qué aplicar; segundo, porque tampoco es fácil aplicar. Tenés que cumplir ciertos requisitos y el proceso no es a veces agradable, ya que por regla la burocracia aquí en Alemania no es del todo fácil de hacer; y tercero porque una vez que accedes a ciertas ayudas, estás atado a las reglas que el gobierno te impone. Por ejemplo, si tenés ayuda por desempleo, si querés hacer irte de viaje, tenés que avisarle a la agencia de trabajo los días que te vas y se descuentan de los días de vacaciones que ellos te dan, si por ejemplo querés hacer algún trabajo por un par de días en formato freelance, tenés que avisarles también y por esos días, pagarte vos mismo la cuota del seguro de salud (al valor más alto). Como digo, no para vivir de los planes, pero tenés esa seguridad de que pase lo que pase no vas a terminar en la calle.

      Me parece importe que el estado esté presente para situaciones excepcionales en la vida de uno, entendiendo yo de que la vida puede llevarte para ciertos lugares que uno no espera, y tener un respaldo es algo que aprecio mucho que exista.
  3. ES SEGURO
    • Algo que me llemó muchisimo la atención desde el primer día que llegue a Berlín a vivir en 2017, fue la seguridad que sentí al caminar por la calle.
      Viniendo de Argentina, habiendo vivido en una gran ciudad como Buenos Aires y en otra no tan grande, pero sí muy poblada como Tucumán, la inseguridad es moneda corriente. Era una situación cotidiana elegír si ir a tal o cual lugar en transporte o en taxi, si caminar o no por esa calle, si ponerse la mochila adelante, palparse los bolsillos para estár seguro que tu celular y billeteras están ahí. Era algo de todos los días tener ese 6to sentido activado, ese 3er ojo para ver si alguien viene por atrás.
      Y aquí en Berlín todo eso desapareció, y fue una sensación muy fuerte para mi sacarme todos esos miedos y paranoias de encima. Poder salir a la calle tranquilo, sin miedo a que algo pueda pasarme. Y eso que he caminado por lugares oscuros, desolados, de día, de noche… y podrán decir que tuve suerte, pero es que no, tampoco he escuchado a nadie aunque me haya dicho que alguien se bajó de una moto y lo asaltó con un cuchillo (como me pasó en Argentina) o con un arma. Son noticias que no se ven en la tele, ni se comentan.
      De todas formas, tampoco quiero ser un total ignorante y decirles que la inseguridad y la violencia aquí no existe. Sí, robos hay, intentos / violaciones hay, entraderas a casas hay y es terrible. Pero no es algo que suceda en el día a día y que uno ponga en duda si hacer tal o cual cosa por eso.

      Y si pienso en mi futuro, cuando tenga un hijo tal vez, quisiera que viva en un lugar donde yo pueda sentirme seguro de que puede ir al colegio caminando (lo veo a diario, niños de menos de 10 años yendo/volviendo de clases), de que podemos salir a pasear al parque sin preocuparnos por el horario, por el parque.
      Realmente, vivir sin esta seguridad es algo a lo que me va a costar mucho adaptarme, y es algo que si pienso en irme, tendría muchísimo peso en la decisión del nuevo lugar a donde iré.

      Podés salir a caminar tranquilo de que no te va a pasar nada. No importa si es de noche, si es en un lugar desolado. Las chances que pase una moto, se detenga, y te asalten a mano armada son muy bajas. Los robos son normalmente pick pockets o porque la persona se confió demasiado y dejó la mochila a un lado y se fue a hacer otra cosa.
  4. LA ESTABILIDAD ECONÓMICA
    • Viniendo de Argentina, “inestabilidad económica” son dos palabras que se escuchan día a día, y aquí eso es algo que no existe. Literal nadie se preocupa por, por ejemplo, la inflación. Uno puede tener un buen o un mal pasar, pero en cierta forma, si a uno le va mal es por algo personal y no externo. A lo que me refiero con esto es que, difícilmente a uno le vaya mal en un emprendimiento o de golpe tenga un mal pasar, porque el país le está poniendo palos en la rueda constantemente con reglas que cambian, inflación, aumento de precios, etc.
      Me sorprendió muchísimo aquí que hay precios que no solo no aumentan de un mes a otro, sino que de un año a otro. Por ejemplo el panfleto del supermercado, ¡se mantiene igual durante todo el año! Realmente no podía creer que no haya aumento de precios, que la inflación sea de un 2% anual, cuando en Argentina por ejemplo es del +o- 50% (en 2021).

      También, conseguir un trabajo aquí no es algo que sea tarea imposible y que requiera muchísimo tiempo, (claro está que conseguir tu trabajo ideal sí puede tomar más tiempo y ser más complicado según tus capacidades y experiencia). Pero en caso de necesidad uno puede acceder a trabajos menos calificados en muy poco tiempo.

      También fue aquí, done por primera vez en mi vida, pude ahorrar mes a mes. Esto puede ser distinto para cada persona, en mi realidad de soltero sin hijos compartiendo un departamento con otra persona, pude ahorrar dinero para ya sea un viaje, comprarme una cámara para mi trabajo, o solo por el hecho de tener dinero para lo que sea que pase en el futuro. Claro está que esto depende mucho de tus ingresos y tu estilo de vida, pero en mi caso y en el caso de conocidos míos, el ahorro es una realidad. En mi caso yo tengo la mentalidad de no despilfarrar en cosas que no me son necesarias, y posiblemente por la costumbre de aumento de precios, cuidar el dinero por el futuro, que normalmente en Argentina, es incierto. Pero aquí en Alemania uno puede planear y organizarse.

Y hasta aquí con las razones por las cuales no me iría de Alemania. Pero bueno, no todo es color de rosas y no todo es lindo por aquí, así que hay también razones por las cuales dejaría Alemania. Vamos a verlas!

POR QUÉ ME IRIA DE ALEMANIA

De vuelta, arranquemos por la menos importante hasta la razón más importante.

  • EL CLIMA
    • Aquí en Alemania hay 4 estaciones muy marcadas, y amo que así sea, pero la realidad es que la transición entre verano e invierno son muy cortitas, y da la sensación de que el invierno se extiende muchísimo, y el verano se hace demasiado corto.
      En Berlín, por lo menos, no hace muchísimo frío, como decir -20 (puede suceder, pero es extraño). La temperatura promedio en el invierno es entre 0 y 5 grados. El frío no es el problema, porque uno tiene ropa adecuada, no pasa tanto tiempo en la calle, y todos los lugares interiores están muy bien preparados para las bajas temperaturas.
      El problema es LA OSCURIDAD. En el peak del invierno el sol sale a las 8:10 se pone a las 15:50. Y eso es si llegase a salir el sol, ya que pueden pasar semanas donde solo se vea el sol un par de minutos, si tuviste suerte de estar en ese momento cerca de una ventana o afuera.
      Esa falta de luz en el invierno, y lo largo del mismo, es algo que influye muchísimo en mi autoestima. Incluso en la autoestima de la población en general. En la calle se ven caras largas, todo parece ir mas lento.
      Un pro del invierno es que son meses para dedicarse a uno mismo y al trabajo. Uno se vuelve más productivo, porque el día es tan corto que no hay momentos como ocurre en el verano donde uno suele juntarse con más amigos en el parque o hay actividades al aire libre. Y esto me lleva a hablar un poquito del verano.
      Si bien el invierno es largo y medio deprimente, el verano, por el contrario, es donde todo florece. Alemania es un país en invierno y otro totalmente diferente en verano. De todas formas, puse el tema del clima en una razón por lo que me iría, porque si bien el verano es increíble y hermoso aquí, el invierno pega tan fuerte y se vuelve tan largo que honestamente, vivir 6 meses al año en un lugar con una nube casi constante y frío, personalmente, impacta mucho en mi autoestima.
  • LA IDEA DE FUTURO
    • Esto por ahí es un poco abstracto, y espero puedan entenderlo.
      Actualmente, tengo 35 años, de novio, sin hijos. Digo esto para poner un punto de referencia.
      Ahora, cuando pienso en mi futuro de acá a 20-30 años, imaginarme en Alemania me resulta un futuro totalmente abstracto. Habiendo vivido en Argentina por 30 años, viendo como fue y es la vida de mis padres, amigos y parientes; viviendo una vida en familia y con amistades, donde uno, sus hijos, sobrinos, nietos, se juntan regularmente o eventualmente para ciertas celebraciones, donde uno envejece rodeado de su familia, de sus amistades, en un sitio que siente propio, es algo que mi cabeza puede llegar a procesar y ver. Puedo imaginar eso para mi futuro, porque es lo que viví toda mi vida.

      Ahora, imaginarme ese futuro, esa futura realidad, aquí en Berlín o Alemania (o en cualquier otro lado, ya que estamos) me resulta muy difícil.
      No quiero decir que vea un futuro triste y solitario fuera de Argentina. Uno genera vínculos donde vive, se adapta y crece en ese lugar, pero de todas formas ese futuro fuera de Argentina es, aún, medio neblinoso verlo ¿se entiende lo que quiero decir? Si se entendió, bárbaro, si no, me escriben por Instagram que les explico.
  • EXTRAÑAR TU CULTURA
    • Creo un poco que todos estos puntos van de la mano de “no estar en tu país”. Pero sí, algo que me pesa aquí es no sentirme parte de la cultura que me rodea. Ojo, me encanta poder descubrir nuevas cosas, aprender nuevas tradiciones, música, conocer personas de otros países; pero en cierto punto quisiera que todo sea más fácil. Que charlar con alguien sea tan simple como hablar, y no es necesariamente por el idioma, sino más bien por la cultura. Hablar de un tema, sea el que sea, y entender rápidamente no solo lo que dice, sino el contexto desde donde esa persona está hablando.
      También, ser como uno es, porque el entorno entiende por qué uno es así. Aquí siento que no puedo ser totalmente yo porque a veces el entorno no va a terminar de entender el por qué de ciertas acciones, dichos, costumbres.
      Extrañar las cosas del día a día, de la calle, de la gente de tu ciudad; con sus cosas buenas y sus cosas malas. Aunque uno al final del día se termine enojando por esas cosas malas, pero son cosas malas de su lugar, y se siente diferente.
      Disfruto mucho, como mencioné, conocer nuevas personas y culturas a través de ellas, pero en ciertos momentos una pausa vendría muy bien. Y eso, aquí, lo encuentro en los amigos de argentina que me hice. Donde cada encuentro es esa pausa dentro de las otras 23 horas donde estoy rodeado de otro mundo. Esos encuentros son esos respiros donde no necesito ni hablar y que la otra persona ya entendió que quiero.
  • EL IDIOMA
    • Y bueno esta es la razón número 1 por la cual me iría de Alemania. Y este punto tiene sub puntos, porque el idioma básicamente abarca casi todo.
    • Primero estaría lo relacionado con no poder hablar o entender fluido. A mí particularmente me gusta el alemán y disfruto mucho aprender nuevas expresiones y palabras, o que la gente me corrija. Pero hay momentos en los que no quiero aprender; donde quiero poder decir lo que quiero decir sin tener que hacer un cuadro semántico en mi cerebro para ver si conjugué bien el verbo, quiero solo poder hablar sin pensar y que la otra persona me entienda sin dudas.
    • Esto en todas las situaciones de la vida aquí. Conocer gente y conectar con ellos siendo tal vez la principal. Por ejemplo, cuando conozco a alguien de habla hispana, la unión se da muy rápida y profunda, luego cuando conozco a alguien de habla inglesa la unión no se da tan rápida ni profunda, pero se da; ahora, cuando conozco a alguien de habla alemana, la unión se da muy superficialmente y bastante lento. Y eso me destruye, no poder generar vínculos tan rápidamente con personas locales.
    • En lo laboral también afecta. En la gran cantidad de empleos piden tener un alemán nativo o un nivel muy avanzado. Por lo cual se vuelve difícil poder aplicar a muchas de las ofertas laborales que me gustarían poder conseguir.
      Si bien aquí en Berlín hay muchos trabajos en inglés, a veces sucede que si uno quiere crecer en la empresa, los roles más cualificados requieren también un nivel de alemán elevado.
      Si querés abrir un negocio o empezar como freelance, tenés que completar constantemente formularios, hacer devolución de impuestos, hablar con el fisco, con un contador, abogado, etc., todo eso en alemán. Hay opciones en inglés, pero al mismo tiempo toma tiempo aprender todo ese nuevo mundo de términos legales, financieros, en otro idioma. Y luego está hablar con tus clientes, donde uno quiere que se sientan cómodos, que estén tranquilos que uno entiende lo que necesitan, y poder uno ser amable y responder a sus dudas claramente.

      Todas estas cosas se van sumando y hacen que, para mí, el idioma sea el mayor impedimento para estar aquí. Si bien, como ya dije, me gusta aprenderlo y sé que eventualmente llegaré a un nivel donde pueda comunicarme sin mucho problema, sé también de que mi nivel nunca estará al nivel de un nativo, y que siempre tendré algún que otro problema para comunicarme.

Y hasta aquí con las razones por las cuales me iría o me quedaría en Alemania.

Con respecto a las razones por las cuales me iría, esas cosas si bien tienen peso, la verdad es que al día de hoy elijo quedarme en Alemania. Tal vez de aquí a un par de año estos puntos cambien y el idioma, que ahora es la razón más importante por la cual me iría, termina siendo la menos importante, y realmente espero que así sea. Espero que de aquí a unos años haya podido aprender alemán tan bien que podría escribir este artículo en alemán y sin dudar.

Todo esto es muy subjetivo y ustedes podrán están de acuerdo o en desacuerdo, y está muy bien que así sea. Y si querés comentarme algo al respecto, te invito a escribirme a mi mail hola@totonch.com o a mi Instagram @totonch

¡Gracias por leer! Hasta luego <3

Y si scrolleaste hasta aquí y no leíste el texto, podés también ver los dos videos que hice en YouTube

Descarga tu eBook GRATIS

En este eBook encontrarás toda la información que necesitas saber si estás pensando emigrar a Alemania. Incluye temas como: dónde buscar un cuarto, cómo buscar trabajo, cómo es el seguro médico y muchos tips e info que sí o sí tienes que saber!